El Coronavirus nos muestra la solución a la contaminación

En estos tiempos de confinamiento en los que la movilidad se ha visto drásticamente reducida hemos podido comprobar como en ciudades de todo el mundo los cielos grises por la contaminación han dado paso a un cielo mas limpio y claro.

Arriba, Madrid un día normal de enero. Abajo, durante el confinamiento en abril.

El mundo una vez mas nos demuestra la urgencia ambiental, esta vez lo hemos podido comprobar por el hecho de habernos tenido que quedar en casa por culpa de esta pandemia del Covid-19 que desgraciadamente tanto daño está causando a lo largo del mundo. Es triste que algo así tenga que pasar para que nos demos cuenta de hasta qué punto estamos sumidos en la contaminación y polución en las ciudades, generada en mayor parte por los vehículos que aún hoy funcionan con motores de combustión.

¿Realmente estamos dispuestos a seguir respirando un aire tan contaminado? Echando un vistazo a la imagen que encabeza este post, vemos Madrid antes y durante el confinamiento por el Coronavirus decretado en el estado de alarma por el Gobierno. En la primera foto podemos apreciar claramente dicha contaminación con un color gris-marrón que incluso impide ver bien en la distancia.

Diferencia de contaminación por coronavirus en la India

Esto es algo que se ha podido observar en las grandes ciudades a lo largo de todo el mundo, siendo mas notable en las ciudades mas masificadas y con mayores niveles de contaminación como en las superpobladas de la India o China. Incluso, después de 30 años ha sido posible volver a ver el Himalaya desde India.

Movilidad eléctrica, la lucha ecológica

Para reducir los niveles de contaminación atmosférica en nuestras ciudades, la apuesta es clara, el empleo de vehículos eléctricos y el impulso del transporte público -eléctrico también- reducirá en gran medida este triste problema mejorando la calidad del aire que respiramos. Se reducirían los casos de enfermedades respiratorias y coronarias, además disminuyendo así la carga en el sistema de salud pública. Se estima que anualmente fallecen en España unas 16.000 personas a causa de la contaminación atmosférica.

Los gobiernos son conscientes de esta necesidad y muestra de ello son los impulsos económicos y legislativos en pos de electrificar el parque automovilístico. El Gobierno de España ya lanzó el plan MOVES que volverá a presentar este año -MOVES II- con ayudas de entre 4.000€ y 5.500€ para la adquisición de vehículos impulsados por energías alternativas.